baner Puerta cuarto acto.jpg
Cartel-bojiganga.jpg

Recibe "La Cartelera Digital" de eventos culturales independiente en tu correo y celular, SUSCRÍBETE

El cine como poder transformador social - Areli Flores



Puerta Escénica tuvo el gusto de conocer y platicar con Areli Flores Guerrero, quien es directora de "Mi primer corto infantil" proyecto acercar el mundo del cine a niñas y niños.


"Mi proyecto de vida es Mi primer corto infantil, eso es lo que llena mis días, cuando doy taller aprendo de cada niña y niño que me permite acercarme, ellos me ofrecen su confianza por unos días, me asombran con su agudeza y perspicacia, me asombran todo el tiempo. El cine es una parte que me permitió conocer y reconocer las experiencias de los demás. Soy feliz en un set de filmación pero soy más feliz si lo comparto de la mano de las niñas y los niños".

Areli Flores Guerrero tiene un carácter alegre, siempre sonriente que proyecta tranquilidad, aunque nos cuenta que es impaciente en algunas cosas. Es originaria de la ciudad de México y es licenciada en Ciencias de la Comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, así mismo, dentro de la misma institución cursó una especialidad en producción audiovisual.


SU ENCUENTRO CON EL CINE

"En la mitad de la carrera de comunicación tuve una materia de historia del cine y me encantó".

Todo el semestre estuvimos analizando películas de Oro del cine mexicano, uno de mis maestros fue el dramaturgo y guionista mexicano Miguel Barbachano Ponce, quien recientemente falleció. Gracias a él me dio curiosidad de investigar más sobre cine mexicano, luego tomé un curso de sociología del cine y así fui interesándome más por el cine. Decidí hacer mi examen al CUEC dos veces y no me quedé.


Terminé la carrera y pasé algunos años trabajando en los medios, pero siempre quise estudiar cine.


En el 2014 tomé un diplomado de cine con Los Realizadores A.C., en el museo Soumaya y ahí fue donde retomé nuevamente el proyecto de cine para niños que tenía en pausa.


Definitivamente las producciones más representativas en las que he colaborado son aquellas que involucran a niñas y niños realizadores de cortometrajes, disfruto mucho trabajar con ellos cuando filman sus proyectos.



"Para mi el cine es una poderosa herramienta cultural que puede llegar a trasformar pensamientos, a cambiar ideologías. Puedes entrar a una sala de cine siendo una persona y salir siendo otra totalmente diferente. A mi el cine me salvó, literalmente".

EL PROYECTO MI PRIMER CORTO INFANTIL

Trabajé muchos años en el DIF de la ciudad de México en el área de becas escolares para niñas y niños en situación de vulnerabilidad social. Este programa apoyaba económicamente a los niños de primaria y secundaria para que no dejaran de

estudiar por falta de recursos y mensualmente se les depositaba una ayuda económica durante tres años. A la par, se les ofrecía actividades culturales, los llevamos al teatro o algún parque temático de manera esporádica.


"Dentro de mis actividades administrativas, un día se me ocurre llevar un cineclub al Dif de Tepito que se encuentra en la calle de Jesús Carranza. Proyectamos “El viaje de Chihiro” de Hayao Miyazaki y a los niños les encantó".

En el debate que tuvimos al finalizar la película, los niños fueron los que propusieron

que se hicieran talleres de cómo hacer cine y de ahí surgió la idea de lanzarme hacer "Mi primer corto infantil".


En el camino de estar buscando apoyo y capacitación en materia de cine, se suma al proyecto el director de cine mexicano Luis Mandoki y el realizador Carlos Lara, terminamos trabajando con niñas y niños de Tepito, donde los niños filmaron 6 cortometrajes que hablan de su experiencia de vida, de sus ilusiones pero también de sus preocupaciones. Fue una increíble experiencia.


"Si un país o gobierno quiere erradicar problemas como la delincuencia y la violencia, definitivamente debe proporcionar programas culturales permanentes en todos los niveles educativos".

La cultura en cualquiera de sus disciplinas genera cambios sociales increíbles, en el caso del trabajo con infancias, el cine es un arma de transformación social, generadora de conciencias, de identidad propia, de empoderamiento en los niños.





HERRAMIENTAS NECESARIAS PARA PROYECTOS SOCIALES

Para empezar tener la capacidad de ponerte en los zapatos del otro y recordar que todos fuimos niños; a muchos nos tocó pasar una infancia sin voz o voto en la decisiones familiares, cuando se es niño o niña dependes en todo momento de los adultos, los cuales no siempre tienen el criterio o la capacidad de educar, proteger o demostrar afecto.


"En mi caso mi mamá siendo madre y cabeza de familia, nos llevaba a mi hermano y a mi al cine una vez por semana sin falta, para mí era uno de los momentos más felices de mi vida: por dos horas te convertías en los personajes de esas historias que te hacían reír o llorar, regresaba a mi casa pensando que un día yo podría ser como cualquiera de esos personajes".



EL GUSTO POR PROYECTOS SOCIALES

Tengo influencias de muchas personas, no solo de artistas, sino de luchadoras y luchadores sociales que buscan el bienestar general de los seres humanos. Admiro a muchos de mis compañeros del gremio que buscan llevar proyecciones de cine a comunidades indígenas, de zonas apartadas, o que realizan estudios o manuales para que nosotros los formadores audiovisuales, tengamos herramientas para ser más asertivos con las infancias, o admiro a los festivales de cine, que contribuyen a que conozcamos otro tipo de cine, un cine con conciencia social, diferente, realizado por grandes realizadores mexicanos poco conocidos…admiro a quien trabaje para un beneficio en colectivo.


El equipo humano de Puerta Escénica está orgulloso de que existan personas como Areli Flores, quien con su tiempo, dedicación y talento, siembra las primeras semillas de la industria del cine a niñas y niños de nuestro país. Agradecemos el tiempo que nos permitió conocerla y conocer sobre sus inicios de su proyecto "Mi primer corto infantil".



  • Telegram
  • whast apps