baner Puerta cuarto acto.jpg
Cartel-bojiganga.jpg

Recibe "La Cartelera Digital" de eventos culturales independiente en tu correo y celular, SUSCRÍBETE

El Teatro Incluyente de Emilio Kantún



“DEFINITIVAMENTE, LA CULTURA Y LAS ARTES SON EL ALIMENTO DEL ALMA”


Con más de dos décadas en el mundo del Arte Teatral, el actor, locutor y promotor cultural de Teatro con Discapacidad, Emilio Kantún, platicó con Puerta Escénica.


“Ser promotor cultural tiene sus dificultades, y más si eres independiente, pero la satisfacción espiritual del trabajo es más grande y reconfortante. lo que te permite continuar pese a los obstáculos que encuentras en el camino”.


INICIOS

Originario de la ciudad de Mérida, Yucatán, Emilio Kantún desde temprana edad descubro su interés hacia las artes escénicas, pero no fue hasta su adolescencia, cuando tuvo la primera oportunidad de participar en una obra de teatro teniendo breves intervenciones en varias escenas.


Años más tarde, colaboró en el "Diario de Yucatán" como reportero.

“En esta experiencia periodística conocí a compañeros que más adelante, algunos de ellos, serían quienes me entrevistarían como actor”.

Su pasión por la actuación crecía cada vez más, entonces decidió inscribirse a clases de teatro en el Centro Estatal de Bellas Artes, dónde tuvo la fortuna de conocer a grandes maestros y directores de teatro. Así como a uno de los grandes canta-autores de México, cómo lo es Armando Manzanero, quien pasó por las aulas de dicha institución artística.




Al concluir sus estudios en Bellas Artes y con el fin de seguir preparándose ingreso a la Academia de Artes "Taller Escénico Ancira" dirigido por Patricia Ancira - hija del primer actor, Carlos Ancira -, completó sus conocimientos tomando talleres de dramaturgia con Jaime Chabaud y Tomás Urtusástegui +, así como cursos de actuación con Ofelia Medina y Abraham Oceranski. Paralelamente a las clases de arte, Emilio Kantún se preparaba en la locución profesional, una actividad que tuvo fruto en su futuro laboral.




EXPERIENCIAS

Contando ya con una preparación sólida, a Emilio Kantún le llegaron las ofertas de trabajo para hacer teatro y participar como actor en la televisión local. Posteriormente se trasladó a la CDMX donde tuvo la oportunidad de participar en algunos capítulos de la serie de  "Lo que callamos las mujeres", producción de TV Azteca.


En teatro participó en: "Rosalba y Los Llaveros" de Emilio Carballido, “Tercer Fausto" de Salvador Novo"Cuatro cirios para mi cadáver" de Tomás Urtusástegui, "Cada cabeza es un mundo" de Juan Esteban Chávez, "Aladín y la lámpara maravillosa" dirigido por Juan Antonio Llanes, entre otras.

De regreso a Yucatán por unos días, lo invitaron al programa radiofónico "Tras Bambalina" - una producción de Cadena Rasa - para hablar de su trabajo como actor, posteriormente los productores lo contactaron para ser parte del equipo de locutores de dicho programa.


Continuando con su trayectoria como locutor, Emilio Kantún llegó a la cabina de "Radio María" y mientras trabajaba en los micrófonos de la estación católica, lo llamaron del Club Especial AYELEM AC, para dirigir a un grupo teatral cuyos integrantes serían personas con discapacidad.


TEATRO CON DISCAPACIDAD, EL ENCUENTRO

Para Emilio Kantún, el encuentro con el Teatro con Discapacidad llega a su vida sin imaginárselo, ya que en las mañanas estaba en la locución y en las tardes se desempeñaba como actor. Pero la vida lo puso un gran reto: dirigir aquella agrupación artística.

“Mi labor con los jóvenes con discapacidad fue con obras de teatro presentadas en Yucatán, las puestas en escena se representaron en eventos de discapacidad, actos políticos, también en importantes festivales de teatro y música organizados por el Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Cultura. Los trabajos artísticos de la agrupación llegaron a todos los teatros de Yucatán y luego salimos de gira a diferentes partes del país, como son: Quintana Roo, Campeche, Tabasco, Veracruz, Hidalgo, Puebla y CDMX”.

La obra con los artistas solo estaba programada para una presentación, pero debido al gran éxito de las presentaciones, la permanencia de Emilio Kantún con el grupo se prolongó a 10 años y los que se sumen.


“Con el trabajo de la agrupación se vio reflejada la verdadera inclusión, al incorporar en las obras, a artistas sin discapacidad con trayectoria y a intérpretes de lengua de señas mexicana (lsm), para el público con discapacidad auditiva”.

De esta manera, el colectivo pasó de Agrupación Teatral a Compañía Artística, por sus exitosas y continuas presentaciones dentro y fuera del estado de Yucatán, se realizaron giras en el sureste y centro del país, teniendo gran aceptación de la gente en cada estado que visitaban.

Algunas de sus obras son: "Misión fallida", "Vámonos a la playa", Una Navidad diferente", "Caso cerrado", "Mérida, la del Mayab", "Remembranzas yucatecas" y "Homenaje a Disney", solo por mencionar algunas. Pero el espectáculo que los llevó a recorrer varias plazas de la República fue "Cri Cri, el Grillito Cantor", una obra musical con los temas de Francisco Gabilondo Soler, interpretados en vivo por los cantantes y bailarines del grupo, acompañados de los intérpretes de LSM. (Lengua de Señas Mexicanas).


LA ACTUALIDAD

Emilio Kantún es hoy, promotor de Teatro con Discapacidad, dedicado a impulsar la labor artísticas de las personas que tengan alguna capacidad diferente.

“Ahora, mi trabajo se enfoca en dar pláticas sobre teatro y discapacidad en Asociaciones Civiles, en programas de radio y televisión en diferentes estados, para concientizar y sensibilizar a la sociedad sobre el gran trabajo artístico que desempeñan los artistas con discapacidad y de esta manera abrir más espacios donde se puedan presentar con sus espectáculos”.

Es muy importante el papel que juega el Promotor Cultural, - dice Kantún - ya que existen tantos trabajos culturales y artísticos que están en la sombra y que por razones económicas no se dan conocer. Es por esto que es necesario vincular al artista con las instituciones correspondientes para obtener resultados benéficos y satisfactorios. Por otro lado, el promotor cultural y la tecnología son indispensables para el fomento y difusión de las manifestaciones culturales y artísticas. 


“Estamos viviendo en una era digital en la que miles de usuarios están conectados en las redes sociales y plataformas digitales - más en estos tiempos de pandemia - el principal medio de comunicación es el internet para las actividades escolares, laborales incluso familares”.


CUALIDADES DE UN PROMOTOR CULTURAL

  • Para ser promotor cultural evidentemente tienes que tener el gusto por la cultura y las artes.

  • El ingrediente principal es la pasión. En cualquier trabajo tienes que tener el amor a tu profesión para disfrutarlo, sino sería rutinario y aburrido.

  • No siempre es miel sobre hojuelas. Así que la actitud es una cualidad importante que tiene que salir a flote cuando se presentan dificultades en el proceso laboral.

  • Se deben cultivar el compromiso y solidaridad con el equipo de trabajo; así como la disciplina, la responsabilidad y la entrega con el proyecto.

HERRAMIENTAS DE UN PROMOTOR CULTURAL

  • Es necesario conocer muy bien el terreno donde se trabaja para que los resultados sean fructíferos.

  • Y para ello se requiere obtener las herramientas y estrategias que ofrecen las escuelas enfocadas a este rubro.

  • El cúmulo de información que dan los libros y los periódicos, así como de los medios audiovisuales, la televisión y la radio, son muy útiles porque nos permiten ampliar nuestra visión.

  • Otro recurso que podemos utilizar son las herramientas tecnológicas. Estas facilitan el trabajo de investigación y ayuda a la difusión de algún evento.


¿CÓMO TRABAJA UN PROMOTOR CULTURAL?

“El quehacer artístico siempre se trabaja en equipo; la disponibilidad de todos es vital, aunado a la excelente coordinación y la buena comunicación con las diferentes áreas laborales involucrados con el proyecto”.

Cada producción tiene su tiempo y ritmo de trabajo, pero la planeación debe ser muy precisa y clara antes de iniciar a trabajar, precisó Emilio.


“El director es quien elige la obra, dependerá de sus intereses y gustos, así como de su visión y concepción que tenga de la realidad que quiera transmitir al público. Una vez seleccionada la obra, se reúne al elenco y posteriormente vienen los ensayos. Desde que nace la creación artística, se realizan las gestiones con autoridades de cultura para encontrar un espacio, ya sea oficial o privado, para la presentación”.

Ya para concluir, Emilio Kantún menciona que, para que la propuesta cultural o artística llegue a todo el público, es imprescindible el gran apoyo de los medios de comunicación para difundir la obra. En la actualidad, los medios tecnológicos coadyuvan en la promoción y difusión. Pero, finalmente, el público es quien decide si acude o no a la presentación de la obra de arte.

“Dedicarse a esta labor te hace crecer personal y profesionalmente, pues conoces varias personas y te permite viajar por varios estados del país. Aunque, cabe decir que, unas personas te abren las puertas y otras te las cierran, pero lo importante es seguir acercando la cultura y las artes a la gente”.

Puerta Escénica agradece a Emilio Kantún por compartir con nosotros su experiencia y trayectoria. Deseándole todo el éxito en sus proyectos futuros pero sobre todo por el trabajo de inclusión que con el Arte.

#EmilioKantú #Promotorcultural #Actor #Locutor #Teatrocondiscapacidad

  • Telegram
  • whast apps