baner Puerta cuarto acto.jpg
Cartel-bojiganga.jpg

Recibe "La Cartelera Digital" de eventos culturales independiente en tu correo y celular, SUSCRÍBETE

Fernando Sáenz de Miera y el largo camino artístico

Actualizado: 6 de abr de 2019

En muchas ocasiones podemos tener miedo a lo desconocido, a caminos poco transitados o a futuros inciertos, pero cuando encuentras el elemento ideal para impulsarte, comenzará la aventura de tu vida.



Al menos eso fue lo que sintió el talentoso dramaturgo mexicano Fernando Sáenz de Miera, quien durante una entrevista para Puerta Escénica relató la larga travesía que siguió para convertirse en un aclamado de teatro.


Momento único


Con más de 25 años de experiencia, Fernando Sáenz de Miera ha visto la evolución de los medios artísticos y de comunicación, descubriendo nuevas formas de transmitir una idea o un sentimiento a las diferentes generaciones de espectadores.


La carrera del dramaturgo comenzó como un chispazo, gracias a un elemento que se cruzó con la cotidianidad del artista durante su niñez: un mimo.


Según relató el artista, un día estaba caminando cuando se encontró con la presentación de un mimo callejero en Coyoacán, descubriendo la magia que se esconde en el teatro.



Encantado por las habilidades artísticas, el pequeño de doce años buscó concursos para presentar sus textos. Fue así que halló la convocatoria de Jóvenes en el Teatro impulsada por el recinto cultural de Bellas Artes para becar a adolescentes y menores con talento que quisieran presentar un escrito para producir profesionalmente.


Sin embargo, el joven inexperto encontró su primer portazo. De acuerdo con su relató, su escrito estaba muy mal escrito para los jueces del certamen, lo que provocó que el artista no pasara ni el primer filtro del concurso.


Aunque pudiera parecer que el adolescente se rendiría ante su primer fracaso, la realidad es que el pequeño se preparó para seguir sus sueños; incluso, al siguiente año presentó un nuevo texto, y pese a que nuevamente no obtuvo un primer lugar, comenzó a presentar trabajos mejor preparados con problemáticas sociales.



A los catorce y con la creación de Sin espacio, lugar y tiempo, obra que desde hace más de 30 años continúa presentándose con diferentes compañías teatrales, Fernando Sáenz de Miera logró obtener la beca de Bellas Artes.


A partir de ese momento Fernando comenzó con su carrera profesional, pero sabía que el primer paso solo era el comienzo de una larga trayectoria, ante la presión de querer superarse a sí mismo, el dramaturgo empezó a diseñar historias con una orientación diferente, con el fin de presentar hechos que, con la perspectiva de un adolescente, pudieran explicar complejamente la sociedad, sin máscaras o falacias de las problemáticas.


Fernando Sáez de Miera sostiene que el mundo del teatro es un espacio de paciencia; incluso, el público fue evolucionando conforme se presentaron diferentes materiales escénicos, cambiando el espacio no para adaptarse a la gente, sino para mostrar temas más sofisticados y especiales.


En palabras del artista:


“Este es un trabajo de paciencia, tienes que desarrollar una idea, tener estructura, hasta presentar lo que quieres decir”.


Sin embargo, el teatro no sería el único recinto que pisaría el artista. Fernando dejó de escribir por un periodo porque encontró dos formas diferentes de contar una historia: el cine y la televisión.


En el cine, Fernando fue invitado a participar en diferentes películas mexicanas con papeles secundarios y de extra. También se desempeñó como productor en más de diez películas, entre las que se encuentran Requiem por el no nacido (1985), Matrimonio (1999), Lokas (2008) y la más reciente participación en el área de postproducción, Koyoti (2019).

Mientras tanto, Fernando encontró un espacio para convertirse en productor ejecutivo y para presentar temas nunca antes vistos, desde programas educativos de gran popularidad como A la Cachi Cachi Porra (1992- 2008 y 2014-2018), hasta los clásicos formatos que le dieron otro significado a la televisión, como Aquí entre dos (2001), Ventaneando (1996-1997), o Más música.


Sin duda, a lo largo de 30 años de carrera en cine y televisión, más los muchos años en el teatro, Fernando tiene toda una vida de conocimientos y sueños, aún así tiene todo un camino por recorrer, adentrándose a las nuevas plataformas multimedia; incluso, el artista no descarta involucrarse en la radio o regresar al teatro utilizando las nuevas estructuras para narrar una historia.



Puerta Escénica - Tu acceso al arte.

¿Te gustaría saber cuáles son los siguientes proyectos de Fernando Sáenz de Miera? ¡Visita nuestras redes sociales para saberlo!

#FernandoSáenzDeMiera #Teatro #Cine #Television


76 vistas
  • Telegram
  • whast apps